lunes, 19 de noviembre de 2007

Cerrando semana

Acaba la semana con la resaca del concierto de anoche. Concierto apoteósico en el que temía por la solidez estructural del escenario. Después de nuestros últimos minutos de gloria todo continuó por su camino. Bajamos del escenario, nos cambiamos en los vestuarios y nos dimos la mano una vez más (quizá la definitiva).

La resaca no ha dejado huella en mi cuerpo, mejor. Así he podido pasar un domingo cualquiera con Covi a mi lado. Viendo una película y comiendo palomitas, cenando más tarde, descansando en el sofá,... Un domingo tranquilo del casi llegado invierno.

Un domingo en el que no quería olvidar publicar mi entrada diaria y nada mejor para hacerlo que saludando al que se pase por aquí y agradeciendo a los que dejan sus comentarios, ¿no?

Apago esto ya dejando atrás este fin de semana con los últimos minutos para la medianoche, con Mystic River por la pantalla y el Ibex35 con 15.769 aumentando un 0'42%.

2 comentarios:

niobiña dijo...

Ya ves, otra vez por aquí... Naaa... Que acabo de publicar autobiografía... Que el otro día hablando me diste la idea, y que me he puesto a contar como son para mí las noches...

Me alegro que todo haya salido bien, sólo me queda una pequeña pena, sabes?

El no poder haberos visto en directo... Una espinita que llevaré siempre, pero al menos tengo ese cd, que lo guardo como oro en paño.

Un millón de besos guapo.

Indi dijo...

Ah, la vida da tantas vueltas que nunca se sabe si es el último, relamente. Ojalá que no, pero si es que sí seguro que encontrarás otros caminos que te lleven de vuelta al escenario.

Respecto a "lo mío" ;) como decía aquel: Siempre nos quedará la web. La mía. Iré informando en el blog de las publicaciones en la sección de relatos. Así que si te apetecen (cosa que te agradezco infinito) ya te mantendré informado.

Sufridores de la bolsa...estais (mos) de enhorabuena el Ibex disparado. Metáfora bursatil: No es buen momento para comprar, tienta vender...pero lo mejor es quedarse quieto y ver como crece el cofre del tesoro.
Si es que al final todo son números.

Besos