jueves, 13 de diciembre de 2007

Rugby



Ayer fui al primer entreno. Hace casi dos años que no juego al rugby y la verdad es que sentí una sensación un tanto extraña: entre alegría y nostalgia; al cazar uno de los balones que me lanzaron al vuelo.
No hay mucha afición a este deporte por mi zona. Lo más cercano, tirando hacia el norte, está Sitges (donde jugué hace años), a 30 kilómetros y hacia el sud Tarragona a otros 30 más.
Estamos en proceso de captación y formación para los que nunca han practicado este deporte. A simple vista puede parecer (para el que no lo conozca), un poco salvaje, algo bruto; pero es uno de los juegos más leales donde el compañerismo entre los equipos -llamado fairplay. -, es de los más dignos de poder presenciar.
Lo mejor de todo no es quién gane o quién pierda, es el llamado tercer tiempo, donde ambos equipos quedan en un mismo local para tomar unas cervezas y pasárselo bien.
Esperemos que se haga realidad algo que ya intenté crear al volver de Francia y que, por ahora parece, va a dar su fruto.
La foto de debajo es un regalo para una chica afín a los calendarios masculinos. Sólo decirle que en nuestro nuevo equipo no hay casi nadie con esos cuerpos. Pero bueno... "tómalo como un regalo"!!!
Hasta la próxima!

4 comentarios:

Carlos dijo...

Frente a los all blacks aquí están los de la mitad negra para hacerles frentes!!
¿Te gusta el rugby????? Genialll!!!! Por fin alguien con quien compartir el deporte mas puro de competición!!!
Bueno se me ha olvidado lo que iba a escribir pero volveré sakatum que tum!!
Genial sí genial!!!! :)
Un abrazo!!

Niobe dijo...

Dices que no hay ningún tío así?? Y tú es que no cuentas entonces?? jajajaj...

Que no te hagan pupa... O se las verán conmigo!!

Besitos!!

Aaron dijo...

Ya no hay duda alguna de que eres el tío más multidisciplinar que conozco, que lo mismo se escribe un ensayo, que lo marca, que ensaya una nueva receta...

Pues me encanta el rugby, la verdad. Me encanta la caballerosidad que destila, incluso saqué un rato en mi viaje a Amsterdam para colarme a ver por la tele la final del mundial entre el XV de la rosa y los Springbrooks. Eso sí, me fui rápido, que los ingleses iban palmando y estaban empezando a ponerse nerviosos (que no borrachos, borrachos ya estaban del todo jeej).

Un abrazo socio!

Indi dijo...

No, si ya lo decian por aquí que eres una caja de sorpresas.
A mi el Rugby no me gusta especialmente, eso significa que lo veo por la tele pero no lo sigo. Me gusta más el futbol y el otro futbol, ese que se juega con un balón muy similar...es que las madrugadas de partido de Superbowl en mi casa son un ritual, que no te haces ni idea.

Si este verano tropiezas y te caes en Sant Mateu, avisa que tienes la comida pagada ;). Digo lo de tropezar porque desde tu casa creo que hay una media hora...

Besos x miles