lunes, 18 de febrero de 2008

De vuelta y media

Cuesta volver a los quehaceres cotidianos después de tantos días disfrutando, alejado del mundo rutinario, de unas buenas vacaciones.

Caminando entre valles verdes y frescos. Cubriéndonos del frío que soplaba entre esas montañas que antaño fueron escenario de batallas sangrientas y actos violentos. Resguardándonos entre paredes de gruesas piedras dejando volar nuestra imaginación intentando escuchar los gritos y ruidos que esconden los muros centenarios que guardaban con recelo unas vidas que serían recordadas con el paso de los años.

Nombres como Guy de Montfort, Raymond VII de Toulouse o Hugues d’Arcis en el sitio del castillo de Montségur, en el 1º de Marzo de 1944. Una inscripción recuerda la historia de la quema de 210 Bonshommes* en el Camps des Cremats (Campos de los quemados): “Als cathars, als martirs del pur amor crestian. 16 mars 1244” (En occitano: A los cátaros, a los mártires del puro amor cristiano. 16 de marzo del 1944). Ese fue el fin de los cátaros, según cuentan las escrituras…

Otros nombres como Bernard Gui, Raimond-Roger Trencavel o Simon de Monfort son personajes que habitaron tanto dentro como fuera de los muros de la Cité de Carcassonne. Uno de los castillos mejor conservados de la epopeya cátara.

El museo de la inquisición es un lugar de obligación a pararse y observar las “máquinas” e instrumentos de tortura que se utilizaban en aquella época, y más recientes como la guillotina o una de las primeras sillas eléctricas.

Unas vacaciones instructivas y que me han hecho viajar en el tiempo e interesarme por el pasado y la historia de los Cátaros. Ya tengo otro tema del que aprender.

* Curiosamente, el apellido de mi tío (el de la casa “encantada”) es Bonsoms. Quizá tenga algo que ver, ya lo miraré.

5 comentarios:

Indi dijo...

Bienvenido¡¡, buen destino ese para perderse unos días. Seguro que has recargado pilas entre tanto rumor de antepasados. Si tienes ese apellido en la familia, a poco que busques seguro que encuentas ;))
Te apunto que las máquinitas de la Inquisición que suelen exponerse por el mundo, están hechas en España, concretamente entre Castellón y Valencia.
Lo sé, porque conozco al restaurador que dirigió el proyecto hace un puñado de años, era un tema en el que colaborarón historiadores franceses y artesanos de toda la cornisa mediterránea, una pasada.
Pude ver los talleres y entrevistarlos cien veces, aún así no dejan de ponerte los pelos de punta esos aparatos. Hicieron réplicas hasta para USA, allí las tienen diciendo que son las "originales"...en fin.

Me alegro de reverte ¿como sigue tu espalda?

besos

Carlos dijo...

Bienvenido! Vaya ruta mas wapa para tiempo de vacaciones y evadirse en el tiempo.Muy buena crónica,me alegro que fuera todo genial. La vuelta al trabajo se lleva mejor pensando en donde ir en el próximo viaje!
Un abrazo!

Jara dijo...

Así da gusto verdad?
:)

hablamos.

besazo capullín

Niobiña dijo...

Jooo... Espero que todo te vaya genial niño... Y que todo lo que tenga que venir sea mucho mejor que lo pasado ya...

A veces te echo de menos tontorrón... Y sí, me pongo yo ahora melancólica... Ya tú sabes...

Besitos a montones guapo... Y que te kero ya lo sabes, así que para que decirlo, no?

Carlos dijo...

Bueno killo, aquí me tienes de nuevo reintegrándome a mi territorio de la madrugada que como me dijo Indi en una ocasión la Tierra desayuna a las 4 y suele invitar con un buen día.
Pues eso te deseo, un muy buen martes y a ver si coincidimos de nuevo!!
Un abrazooo campeón!!