martes, 16 de diciembre de 2008

Pasaba por aquí...

Bufff… hacía tanto tiempo que no pasaba por aquí, que he mellado el machete al abrirme paso por entre las telarañas que se habían formado.

Ahora dispongo un poco más de tiempo –verdaderamente escaso, pero no tanto–, para poder escribir on-line. Vuelvo a la carga con Cuentacuentos, aunque avanzo que serán textos bastante breves, en relación con los que estaba habituado a escribir.

De mi vida personal, poco ha cambiado. Poco, pero algo sí: continúo en la escuela de hostelería, sacándome el último título de pastelería que, después del año entero que tardé en acabar el anterior, bien vale pasarlo pronto. Me cansa tener que desplazarme a la ciudad condal entre semana. En el trabajo casi todo sigue igual; cada día más –pese a la crisis que estamos cruzando–, y más cualitativo. Sigo impartiendo clases de boxeo en el pequeño gimnasio donde trabaja Covi (para los recién llegados, o no conocidos, Covi es mi pareja). He conseguido entrar en un club de rugby formal –más o menos profesional–, donde, al menos, hacemos partidos con contrincantes de verdad; y no entre nosotros mismos como hacíamos en la playa.
La novedad es que estoy abriéndome camino en el arte de las letras. No es que vaya a publicar nada, no; lo que ocurre es que por fin me he decidido a realizar las pruebas de acceso a la universidad, para cursar filología desde casa. Me explico: dejando aparte a los catalanes, que ya lo conocen, existe una universidad a distancia llamada UOC, Universitat Oberta de Catalunya (universidad abierta de Cataluña), donde permiten aprender y llegar a sacarte una carrera cuando, por motivos que no vienen al caso, sea imposible asistir presencialmente a la universidad. Algo así como la UNED, pero con la oportunidad de incorporarme a cualquier universidad real de mi región. ¿Qué voy a estudiar? Pues filología catalana, porque lamentablemente no cursan aún la española, que era lo que andaba buscando. En fin… como siempre, metiéndome en todo lo que sea aprender. También estoy a punto de finalizar las dos novelas que me llevan de cabeza y por las que he pasado tanto tiempo –el poco que me quedaba–, “desenganchado” del mundo virtual; y por consiguiente de todos vosotros.

Vaya parrafada que os he soltado en un momento; pero esto de volver a conectarme es como el que vuelve de vacaciones con las pilas cargadas. Espero que me duren algo más que otrora.

Saludines a todos y nos vamos leyendo!!!

No hay comentarios: