domingo, 29 de marzo de 2009

Yo, asesino en serie.

Dos meses después y todo sigue inamovible.

¿Todo? No.

Durante estos dos meses he visto algo en mí que nunca podía haber imaginado. Soy un asesino en serie. Sí. De esos que matan una y otra vez por el simple hecho de pasarlo bien. No podría enumerar todos los crímenes que he cometido a lo largo de estos años sin olvidarme alguno que otro. Y todos han encontrado su muerte de una u otra manera. He matado por dinero, por venganza o por trabajo. He asesinado por placer, por simple juego o por inercia. Incluso me he suicidado un par o tres de veces. Pero aun así continúo siendo un asesino en serie. Y con el tiempo he ido perfeccionando mis métodos criminales, y aumentado el número de víctimas en mi haber. Diez, veinte o cincuenta; me da igual realmente el número. No voy a hacer un inventario de estos últimos años.

Ayer fui a ver a uno de los escritores con más paradigma dentro de la novela policiaca en este país. Se trata de Andreu Martín. Él también es un asesino en serie despiadado y eficaz. Me enseñó a satisfacer mi ansia por el crimen y a no perder el empeño en hacerlo mejor cada día. Explicó que, en cierta manera, da igual a quién elijas como futura víctima. A lo que debes prestar más atención es en la manera que vas a realizar el crimen y su posterior hallazgo. Has de hacer que les cueste sudor y sangre para que den con tu paradero; que se sorprendan por la manera en que lo has conseguido. Y debes intentar llegar hasta el final y que, una vez te hayan descubierto, te aplaudan por el trabajo bien hecho.

Sé que he cometido muchos crímenes y quizá no he sabido hacerlo de la mejor manera posible. No voy a desistir en convertirme en uno de los mejores asesinos en serie de este país, también.

¿Que cuál es el mejor asesino en serie? Pues el que mata sin reparo. El que hace que le atrapen y la gente sepa quien es, y continúe en libertad para tramar otro asesinato.

Es lo que tiene la novela negra: el mejor asesino es el que la escribe.

1 comentario:

Undomiel dijo...

Saludos desde Marte!!