viernes, 17 de abril de 2009

Entre Profesionales ando

-T’as déjà gouté ça?
-Ça ? C’est quoi « ça » ?
-Oh, putain ! Ça c’est le macaron !
-Ah ben… donne-moi que je le goûte.
-Alors… ? Est ce que t’as vu comme le monde entière dance la « samba » dedans ta bouche ?

Y es cierto, como el Sol que hoy alumbra hasta el último recoveco de las angostas calles de mi pueblo, que si pruebas un “macaron” como Dios manda, notarás como el paladar se convierte en espectáculo. Al menos es lo que se intenta, quien los realiza.

Ayer tuve (y digo “tuve” a título personal) la suerte de conocer a César Bermúdez, un profesional de pies a cabeza. Amigo de mi jefe, vino a pasar una tarde en el obrador y enseñarnos el savoir-faire francés en el terreno de la gourmandisse por excelencia en el país galo. Me recordó, porque lo había olvidado después de tres años de haber abandonado Toulouse, cómo se realiza esta exquisitez tan simple a la vista, tan profunda de sabor, y tan laboriosa de realizar, correctamente. Después de casi dos años haciéndolos a la “vieja usanza”, por fin Oriol se ha convencido de que hay metodologías mejores –y más sencillas- para salir airoso del intento.

Pero no estoy contento por eso (aunque al final me dio la razón, a su manera), si no porque he conocido un poco a un Profesional en mayúsculas del que intentaré no perder de vista de ahora en adelante.

Si queréis conocerle, pasaros por su blog y disfrutad de lo que escribe. Aunque sea relativamente nuevo, me da la impresión que, si no lo deja de lado, será un blog donde aprenderé (mos) muchas cosas. Clicad aquí para acceder: http://senyorlopez.blogspot.com/

Y ahora me voy con el Pep, otro genial pastelero y compañero de trabajo, a Vilanova i la Geltrú a mirar unos libros y tomar algo por el camino. Por cierto: los libros, precisamente ésta vez, no serán de gastronomía, si no de novela negra. Él se quiere hacer con un ejemplar de Crónica sentimental en rojo, de González Ledesma, ya que el sábado que viene voy a ir a verle, y de paso me firme un par o tres de libros. Otro profesional en el que me fijo mucho, ¡pero no para cosas dulces!

On se voit bientôt!!!

No hay comentarios: