martes, 28 de abril de 2009

Sólo son noticias...

En realidad, escribo este post para aquellos que hace tiempo no reciben noticias mías por otros foros. Pero ese tiempo me lo tengo que dedicar a mí, ahora.

Todos sabéis el pasado oscuro que tuve y del que conseguí salir airoso, aunque con mucha ayuda. Desde entonces, he estado volteando por el mundo, yendo de flor en flor, de lugar en lugar, de país en país. Cuando llegué de nuevo a mi tierra (hablo de tierra como mi hogar), volví renovado, alegre y con unas fuerzas increíbles para comerme todo aquello que se me antojara. Fue entonces cuando conocí a la mayoría de vosotros, y cuando emprendí mi nueva y corregida vida. Han pasado cerca de tres años que no he parado ni un momento. Cuentacuentos, con Beleita incluida, que fue la causante de mi reenganchado amor por las letras, ha sido una válvula de escape en la que inspirarme y hacer muchas amistades. Desde ese momento que no he dejado ni un solo día de escribir. Pero eso ha sido en la parte virtual. Que conste que no os he olvidado, a ningun@.

En la vida real han ocurrido muchas cosas, y siguen ocurriendo. Conocí a mi pareja, Covi, con la que ya llevo dos años bien felices, y con la que espero que pasen muchísimos más. Tenemos planeado irnos a vivir a su tierra verde de aroma a eucalipto: Asturies. Mientras tanto he ido rehaciendo mi vida. A día de hoy tengo muchos proyectos que voy tirando adelante con paciencia y esmero, para poder lograrlos con el mayor beneplácito posible por mi parte. Llevo casi dos años trabajando en una pastelería que poco a poco va ganando prestigio dentro del “nuevo mundo gastronómico”. Me quedan un par de meses para terminar los estudios superiores en la Escuela de Hostelería Hofmann, en Barcelona. También estoy haciendo un curso de sommelier y tengo algunos de cocina entre ceja y ceja. Acabo de comenzar a cursar el acceso a la universidad para hacer la carrera de Filología Catalana (primero porque es mi lengua materna y es muy importante para mí; segundo porque quiero ensalzar el complejo de personas que escriben con esa lengua; y tercero porque cursar una carrera –y acabarla- era uno de los retos que me faltan para poder realizarme interiormente). Quiero entrar en el mundo literario, y esa carrera podría abrirme las puertas (aunque éstas sean toscas y pesadas) al mundo editorial.

Tengo mucho material escrito al que voy retocando cuando tengo algo de tiempo, y avanzando el que está estancado cuando tengo algo más de ese tiempo. De vez en cuando me paso por mis “casas” virtuales para echar un vistazo y escribir algún relato si la frase me llama la atención. ¿Libros? ¿Novelas?… las veréis, ¡pero todo a su debido tiempo!

Y del deporte… casi obsoleto. Hace unas tres semanas que dejé “del todo” el mundo del boxeo. El rugby también lo he apartado de mi vida. Los he dejado, no ya por falta de tiempo, ya que eran deportes que me llenaban muchísimo, si no por problemas musculares. He castigado mucho mi cuerpo durante toda mi vida, y el tiempo pasa factura.

Y supongo que no me olvido de nada. Espero que los que os vayáis pasando, veáis por qué estoy tan “desaparecido” del entorno virtual, nuestra casa de todos los días. Y, sobre todo, me comprendáis.

Saludos francos:
Hell

2 comentarios:

Jara dijo...

esto está muy triste... como va todo capullin?

Niobiña dijo...

Te echo mucho de menos, no te imaginas cuanto brother...

Millones de besos y a ver si pronto vuelvo a tener noticias tuyas, que noto que me falta algo cuando hace mucho que no sé de ti...