lunes, 14 de junio de 2010

...

Vaya tela...
Cada día, Barcelona arriba, Barcelona abajo.
Horas de tren, de lectura, de sueño... de ideas...
Hoy me ha venido una nueva idea a la cabeza, sobre escribir, naturalmente. Algo muy alejado de lo que estoy acostumbrado a hacer.
Una vez más, la cabeza discurre a cien, sin recordar todo lo que queda pendiente, almacenado en sus respectivas carpetas y bien indicadas.
Ahora ya falta menos para poder tener la tranquilidad de hace un tiempo, cuando disponía de tardes libres, que pasaba sentado frente al teclado, sin nada más que hacer que escribir.

Todo vuelve a su cauce poco a poco.

Justo, de aquí a dos meses, volveré a Asturias para disfrutar de unas pequeñas vacaciones. Ese será el comienzo otra vez.

No hay comentarios: